Hasta los 8 años vivió en un armario, la violaron y maltrataron. Hoy cuenta los escalofriantes hechos

El 2001 todos nos conmovimos al conocer la historia de Lauren Kavanaugh, una niña de 8 años que había sido encontrada cautiverio en el armario de su madre, durmiendo sobre sus propios desechos, desnutrida y con severos signos de abuso sexual, físico y psicológico. Les contaré la historia de principio a fin tratando de ser lo más fiel posible a los hechos y a lo que la misma víctima contó en dos capítulos especiales de Dr. Phil, pero debo advertir, el relato es francamente impactante.


Dr. Phil

Cuando Lauren Kavanaugh, apenas nació, fue dada en adopción a Bill y Sabrina Kavanaugh, con quien llevaba una vida plena y feliz. Pero, cuando cumplió los 8 meses de edad, todo cambió. Su madre biológica, Barbara Atkinson, alegó en tribunales que le devolvieran a su hija; se había arrepentido de haberla entregado. Los Kavanaugh lucharon durante más de un año por su custodia, pero, durante el proceso de adopción su abogado había cometido un error garrafal: jamás presentó la documentación que ponía fin a los derechos de paternidad de Barbara (aquí es cuando uno piensa ‘un pequeño detalle podría haber cambiado el curso de la historia’). Cuando Lauren cumplió los 2 años de edad, el tribunal ordenó que fuese entregada de vuelta a su madre adoptiva…entonces, la pesadilla comenzó. 

Llegó a la casa en que vivían su madre, su pareja, Kenneth Atkinson, y su hermana mayor, Blake. Luego tendría 4 hermanos menores más. ¿Por qué ella y no otro? Simplemente porque a Barbara se le ocurrió que la pequeña de 2 años ‘era mala’ y lo merecía…


Dr. Phil

En los siguientes seis años, Lauren sufrió un abuso repugnante a manos de su madre y padrastro. La encerraron en un armario, la privaron de comer, la golpearon, la hicieron dormir sobre su orina y heces, la violaron y entregaron a otros hombres para que abusaran sexualmente de ella, también. Escuchar a Lauren relatar sus recuerdos, es desgarrador:

“Tenía que defecar en suelo del mismo armario donde dormía. Tenía una almohada… y quizás una manta para taparme, sólo si ‘había sido buena’. Lloraba hasta que me dormía. La única vez que fui sacada del armario fue para que mi madre, su marido y sus amigos, abusaran sexualmente de mí. Me ataban a la cama y me violaban hasta que hubiese sangre por todas las sábanas”. Cuando terminaron conmigo, me golpearon y me tiraron al armario. Más tarde, mi mamá traería a casa a chicos o chicas para que tuviesen sexo conmigo. Mis padres pensaron que era divertido verlos”.

– Lauren Kavanaugh –

Más de una vez, Lauren pensó que moriría. Recuerda un episodio en el que su madre la ahogó hasta que se desmayó… o los días enteros que podían pasar sin que le dieran comida (en este punto sólo me doy cuenta que Barbara la pidió de vuelta con la única intención de maltratarla). Su hermana Blake, que solo tiene 3 años más que Lauren, lo recuerda desde otra vereda, pero con mucho dolor. 

“Cuando preguntábamos por qué Lauren estaba en el armario, nos decían que ‘había hecho algo malo’… no sabíamos qué, pero sabíamos que tenía que ser algo muy malo para que estuviese encerrada. Una vez me escabullí hasta el armario y ella me dijo que tenía hambre, le llevé un tarro de mantequilla y me lo quitó desesperadamente. Mi madre se dio cuenta al volver, porque el tarro estaba vacío dentro del armario. Tenía miedo de que me hicieran algo a mí, así que dejé de llevarle alimento. Ahora me culpo por lo que pasó, pienso que debería haberlo denunciado… si pudiese retroceder en el tiempo y cambiar de lugar con ella lo haría de inmediato, pero no puedo”

– Blake. hermana mayor de Lauren –